El presidente estadounidense, Donald Trump, celebrará hoy un mitin en Phoenix, Arizona, pese a la oposición de las autoridades locales y la polémica generada por la posibilidad de que el mandatario perdone al exalguacil Joe Arpaio.

El evento al estilo de campaña será la primera ocasión en la que el republicano se presente ante el público tras la violencia racista registrada el 12 de agosto en Charlottesville, Virginia, ante la cual Trump tuvo una controvertida reacción que fue criticada por opositores y miembros de su propio partido.

‘Únete a mí a las 7:00 pm el martes 22 de agosto en Phoenix, Arizona, en el Centro de Convenciones’, escribió la semana pasada el gobernante en su cuenta de la red social Twitter para anunciar el evento de esta noche.

Luego del tuit, el alcalde de Phoenix, el demócrata Greg Stanton, dijo sentirse decepcionado de que Trump decidiera realizar ese acto en medio de la turbulencia nacional existente tras los eventos de Charlottesville, que dejaron tres muertos y más de una veintena de heridos.

El líder local repitió ayer su criterio de que se debía posponer el mitin para dar tiempo al país para sanar, pero expresó que no tenía ilusión de que el presidente aceptara su consejo.

Por su parte, el gobernador de Arizona, el republicano Doug Ducey, saludará al dignatario a su llegada al estado, pero no tiene planes de asistir al evento al estilo de campaña, similar a otros que el mandatario ha realizado en territorios que le son favorables desde su llegada al poder el 20 de enero.

El mitin de este martes se realiza, asimismo, en un estado donde los dos senadores, John McCain y Jeff Flake, han tenido problemas con el jefe de Estado y han sido diana de sus ataques pese a pertenecer también al partido rojo.

Se espera que en las afueras del lugar se movilicen opositores y líderes demócratas para rechazar las políticas de inmigración de Trump, sus intenciones de perdonar a Arpaio, y la respuesta a los hechos de Charlottesville, considerada ambigua en varios sectores por no condenar con toda la fuerza al supremacismo blanco.

La organización Puente Arizona, defensora de los derechos de los inmigrantes, difundió que los manifestantes se reunirán alrededor de las 16:00 hora local y marcharán desde un parque hasta el Centro de Convenciones.

María Castro, una de las organizadoras de la protesta, indicó al medio NPR que la intención del jefe de la Casa Blanca de favorecer al exalguacil es como una enorme bofetada en la cara de las comunidades de inmigrantes.

Trump se refirió la semana pasada a la posibilidad de perdonar al polémico sheriff, de 85 años de edad, quien fue declarado culpable este mes de desacato criminal.

Esa sentencia se debe a que en 2011 Arpaio desafió la orden de un juez estatal de detener patrullas de tráfico dirigidas contra inmigrantes indocumentados, y permitió que continuaran 17 meses después de la decisión del magistrado.

Etiquetas: ; ;