En la frontera serbia de Kósovo Metohija, cerca del poblado Gnilane, hoy la policía de la «República Kósovo» autoproclamada ha detenido a tres persona, los cuales eran empleados de medios comunicación en lengua rusa para los países bálticos.

Rodión Denisov con su esposa Viera, ambos ciudadanos de Estonia, y Yury Alekseev de Letonia. Sobre la detención informa la TV local «Pulso». Las causas de la detención aún son desconocidas.

Días antes los periodistas tomaron fotografías a las iglesias ortodoxas y los monasterios, se comunicaban con el presidente de esta municipalidad serbia Draganom Nikolichem.

Un poco antes de esto en Kósovo no soltaron al periodista ruso del portal Pravaslavie.ru Petro Davydov, a pesar de que él disponía de todo lo necesario para cruzar la frontera administrativa, incluso el visado Schengen. Con los países de la Unión Europea la república autoproclamada tiene un régimen sin visado.