El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, durante una visita sorpresa a Irak, aseguró que el grupo terrorista Estado Islámico tiene los días contados.

Mattis aclaró que, aunque la derrota sobre el grupo que dirige Abú Bakr al Baghdadi no se producirá inmediatamente, «va a haber una amplia retirada por parte de lo milicianos de negro».

Señaló que el EI no tiene más remedio debido a la presión que las fuerzas iraquíes están ejerciendo sobre los ellos, que ya se ha traducido en la reconquista de la ciudad de Mosul.

También auguró buenos resultados en la campaña siria, donde Estados Unidos interviene a través de su apoyo aéreo a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Mattis indicó que los esfuerzos se centran ahora en Raqqa y Deir Ezzor.

El secretario de Defensa planea reunirse con representantes del Gobierno iraquí y con los jefes militares de Estados Unidos sobre el terreno.

Según expertos, el principal tema de discusión será la amenaza de la fragmentación sectaria de Irak una vez concluida la guerra.

Estados Unidos ha expresado su rechazo al referéndum sobre el Kurdistán iraquí anunciado por su presidente, Massoud Barzani.

Etiquetas: ; ;