Grupos ecologistas estadounidenses celebraron ayer la decisión de un tribunal de apelaciones que rechazó la aprobación federal del Proyecto de Tuberías Southeast Market al considerar incompleto el análisis ambiental de un gasoducto.

En una sentencia de dos votos a favor y uno en contra, la Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia encontró que la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC) no analizó adecuadamente el impacto climático de la quema del gas natural.

La instancia judicial encontró que el informe de la FERC sobre el proyecto no proporcionó información completa sobre las emisiones de gases de efecto invernadero en el Gasoducto Sabal Trail, eje de la obra, que recorre más de 500 millas -800 kilómetros- a través de Alabama, Georgia y Florida.

El tribunal ordenó a la comisión federal completar un segundo análisis o explicar por qué no había proporcionado una visión completa del impacto climático.

La organización ambientalista Sierra Club demandó a la FERC tras su aprobación del proyecto en 2016 y presentó una serie de objeciones a su revisión ambiental, pero el tribunal las rechazó todas excepto la centrada en los gases de efecto invernadero.

Según el fallo, tales emisiones son una consecuencia indirecto de autorizar esta obra, que la entidad podría razonablemente prever y que tiene autoridad legal para mitigar.

La decisión del tribunal invalida el aval federal del proyecto y devuelve el asunto a la FERC para completar el análisis necesario.

Elly Benson, abogada de Sierra Club, expresó que durante demasiado tiempo la comisión ha abandonado su responsabilidad de considerar los daños de sus acciones sobre la salud pública y el medio ambiente.

De acuerdo con la jurista, la decisión de la corte requiere que la FERC cumpla sus obligaciones ante el público, en lugar de servir simplemente como estampilla para los intentos de los contaminadores corporativos de construir gasoductos peligrosos e innecesarios.

Varias fuentes consideraron muy significativo el fallo, porque añade a los argumentos de los ecologistas que los análisis bajo la Ley de Política Ambiental Nacional deben considerar el cambio climático y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Grupos ambientalistas y progresistas, incluidos contingentes locales cuyos miembros serían afectados por el Sabal Trail, se unieron a Sierra Club para celebrar la decisión judicial.

‘Algunas buenas noticias sobre el Sabal Trail Pipeline. La decisión del tribunal revoca la aprobación federal del proyecto’, escribió en su cuenta de Twitter la organización Florida Defenders of the Environment.

‘¡Buenas noticias! Un Tribunal de Estados Unidos dictaminó que la revisión ambiental de la tubería #SabalTrail era insuficiente y debía ser renovada’, indicó a su vez la agrupación ecologista internacional 350.org.

Etiquetas: ; ; ;