Pyongyang cuenta con nuevos proyectiles balísticos y es posible que los lance a corto plazo, según afirman varios expertos, quienes analizaron las fotos de uno de los recientes viajes de Kim Jong-un.

Según la opinión del columnista de Rossiyskaya Gazeta Oleg Kiriánov, los especialistas están seguros de que Pyongyang permitió esta ‘filtración’ de manera deliberada para subrayar que no va a parar el desarrollo de sus tecnologías nucleares.

La reflexión de los analistas proviene de las fotos publicadas por la agencia gubernamental norcoreana KCNA, en las que se puede ver al líder del país, Kim Jong-un, visitando la Academia de Defensa.

El mandatario de Corea del Norte hizo una visita a una de las secciones más importantes de la Academia, el Instituto de Materiales Químicos, que, según se considera, es responsable de la creación de los materiales compuestos que se utilizan en la creación de los propulsores de misiles y ojivas nucleares, escribe Kiriánov.

En general, esta visita de inspección de Kim causó muchas especulaciones en cuanto al nivel de desarrollo de las tecnologías de Corea del Norte. Kiriánov cita a varios expertos independientes que afirman que Pyongyang ya había alcanzado los niveles más avanzados de la creación de los sistemas de misiles, mucho más allá de lo que cree el resto del mundo.

Los recientes informes de los medios gubernamentales de Сorea del Norte no son en realidad tan importantes. Lo que ha provocado verdadero furor son los detalles que se pueden apreciar en las fotos del interior del Instituto de los Materiales Químicos: en las murallas están los planes de los nuevos proyectiles balísticos de Corea del Norte.

En particular, se trata de los misiles Hwasong-13 y Pukguksong-3. Si bien el primero ya aparecía en los desfiles militares, el segundo, que es un cohete balístico antisubmarino, es totalmente nuevo.

Kiriánov señala que los analistas coinciden en que Corea del Norte hizo esta ‘filtración’ para que todo el mundo supiera que su arsenal era mucho más avanzado. Según el columnista, esto significa que pronto se producirán nuevas pruebas de proyectiles norcoreanos y que Pyongyang seguirá perfeccionando sus armas.