El mes de agosto no fue demasiado bueno para los terroristas del Estado Islámico pues su proclamado estado cada día pierde más territorios en Siria, Líbano e Irak.

Los últimos territorios controlados por los terroristas encontrán su final al llegar los últimos días de agosto pues Hezbolá junto con los ejércitos de Siria y Líbano no dan tregua en ningún momento. La llegada a Kalamun ha liberado 150 kilómetros cuadrados.

Los imágenes de los combates también muestran las maniobras y la táctica que usan las subdivisiones de Hezbolá en la frontera entre Siria y Líbano.

Etiquetas: ; ; ;