El gobierno de Qatar anunció hoy que en breve repondrá a su embajador en la República Islámica de Irán con el objetivo de impulsar y desarrollar las relaciones bilaterales.

‘El Estado de Qatar informó que su embajador en Teherán (capital de Irán) volverá a ejercer sus labores diplomáticas’, reza un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En esa declaración, Doha confirmó la voluntad de reforzar las relaciones en todos los ámbitos y por todos los medios, según expresó el canciller Mohamad bin Abdulrahman Al Thani, durante una conversación telefónica con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif.

En enero de 2016, el gobierno qatarí retiró a su embajador en Teherán como lo hicieron Arabia Saudita y Bahrein para rechazar manifestantes iraníes que protestaron contra la ejecución por Riad del clérigo chiíta Nimr Baqer ante varias dependencias sauditas en la capital persa.

La normalización de las relaciones entre Irán y Qatar tiene lugar a tres y medio meses que Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto declararan un bloqueo comercial, diplomático y de transporte contra Doha por supuestamente apoyar organizaciones terroristas.

El gobierno qatarí siempre calificó de injustificadas y basadas en informaciones infundadas, las medidas adoptadas en su contra por ese cuarteto.

Como parte de las presiones de esos cuatro Estados árabes, demandan 13 cuestiones a Qatar que incluyen entre otras, el rompimiento de vínculos con Irán, el cierre del canal televisivo Al Jazeera y la clausura de una base militar turca.