El primer día del Foro Internacional Técnico Militar Army 2017 concluyó con una batalla nocturna a gran escala con la participación de tanques, sistemas misiles antitanque Shturm-S, vehículos aéreos no tripulados y otras maquinarias modernas, informa el diario Rossiyskaya Gazeta.

Los espectadores pudieron observar la batalla nocturna en pantallas grandes. La imagen se transmitía desde la cámara térmica de los drones, lo que permitió ver no solo un impresionante enjambre de proyectiles en la oscuridad, sino también el funcionamiento de la maquinaria, señala el medio.

Primero, mostraron sus capacidades los tanques T-80U equipados con sistemas de armas Refleks —misiles guiados por rayo láser que aseguran la destrucción del blanco a una distancia de hasta 5.000 metros—. Los tanques T-72B1 y T-90A batieron objetivos con misiles acumulativos. Los sistemas antiaéreos Tunguska y Pantsir-S, así como varios vehículos blindados de combate, incluyendo el BMP-3 equipado con el sistema de armas guiadas Bastion, derrotaron los vehículos aéreos no tripulados y los helicópteros del ‘enemigo’.

El sistema antitanque Shturm-S realizó el lanzamiento de misiles guiados. Además, mostró sus capacidades el cañón autopropulsado Jost —combinación de lanzaminas y obús—, capaz de disparar con proyectiles explosivo-rompedores, incendiarios, fumígenos y de iluminación.

Además, en el polígono de Alábino se presentó el nuevo cañón antitanque flotante de desembarco aéreo Sprut-SD, así como el cañón flotante BMD-4 con el módulo de combate Bajcha.

El dinámico espectáculo demostró claramente a los militares de otros países las capacidades del Ejército ruso para llevar a cabo un combate eficaz en condiciones nocturnas.

Etiquetas: