La cancillería siria denunció ante las Naciones Unidas los crímenes de guerra cometidos contra civiles sirios por la Coalición Internacional encabezada por Estados Unidos, divulgaron hoy medios de prensa.

En sendas misivas dirigidas al Secretario General de la ONU, António Guterres, y a la presidencia del Consejo de Seguridad de ese organismo, el gobierno sirio expone que los aviones militares norteamericanos y sus aliados toman como blancos a zonas civiles pobladas de este país.

Además de destruir infraestructuras en esas áreas, los cazas emplean bombas de fósforo blanco, un arma prohibida internacionalmente y cuya utilización constituye una violación flagrante de las disposiciones de la Carta de la ONU y del derecho internacional humanitario, según las denuncias sirias difundidas por la Agencia Sana.

Luego de exigir a Naciones Unidas que impida a la llamada coalición internacional cometer nuevos delitos contra civiles inocentes, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Emigrados de Siria, pidió a la ONU aplicar sus resoluciones sobre la lucha contra el terrorismo.

En reiteradas ocasiones el gobierno sirio demandó a la ONU que la coalición, la cual realiza bombardeos en Siria desde septiembre de 2014, cese sus operaciones militares y abandone este territorio árabe.

Los intervencionistas estadounidenses y sus acólitos no disponen de permisos para su estadía en este país ni del gobierno de Damasco ni de la Organización de Naciones Unidas, aseguran.

Etiquetas: ; ; ;