Las Fuerzas iraquíes, integradas por el Ejército y las Unidades de Movilización Popular, preparan hoy un asalto final contra el Estado Islámico en la campaña por la reconquista de la ciudad de Tal Afar.

Recientes informes dan cuenta que las tropas gubernamentales y sus aliados ocuparon 12 de los 28 barrios de ese centro urbano, uno de los últimos reductos en Iraq de la banda terrorista del Daesh, acrónimo en árabe para Estado Islámico.

El comandante de las Operaciones Conjuntas de Iraq, Abdelamir Rashid Yarala, informó que los militares rompieron el frente del grupo extremista y lo expulsaron del céntrico barrio de Nida y del de Talia.

Según el jefe de la Policía Federal, Raed Shaker Jawdat, sus agentes retomaron el distrito de Saad, noroeste de Tal Afar, y preparan una operación hacia el barrio de Al-Qadisiya.

Una información distribuida por el Consejo Provincial de Nínive, refiere que más de la mitad de la ciudad está bajo el control de las autoridades.

Mientras, las fuerzas de seguridad iraquíes revelaron el hallazgo de dos fosas comunes cerca de la liberada ciudad de Mosul con unos 500 cadáveres.

La Comandancia de las Operaciones Conjuntas del Ejército iraquí desveló dos fosas comunes, una con 30 cuerpos y otra con 470, víctimas del Daesh en ese centro urbano que las tropas gubernamentales retomaron en julio pasado.

De acuerdo con un comunicado, los cadáveres aun sin identificar serían de los presos de la cárcel de Badush ejecutados por los terroristas cuando conquistaron Mosul en 2014.