El jefe de la división 14 de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), comandante Mayor Diego Conrado Héctor Balari, admitió que dicha instancia tuvo acciones violentas infundadas contra la comunidad mapuche de la provincia de Chubut, donde desapareció el joven Santiago Maldonado.

Balari indicó que la acción violenta se llevó a cabo tras realizar una reunión con el Ministerio de Seguridad. “Recibí la orden de la superioridad institucional de hacerme cargo y coordinar las acciones para el operativo”, dijo.

Asimismo, afirmó que “el operativo se armó con base en los hechos que sucedieron y con base en las orientaciones y órdenes precisas, emanadas por el Ministerio de Seguridad”, cita Telesur.

Sin embargo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, “pasó por el lugar a las 12:30 una vez que se estaban haciendo las actuaciones y se bajó del auto porque iba a seguir con las tareas que estaba realizando, saludó a los agentes de Gendarmería y siguió”.

Agregó que Noceti “no participó”, no obstante la Fiscalía argentina solicitó que a Maldonado se le investigue de la forma de “desaparición forzada de personas” y no como “averiguación de paradero”.