Un segundo individuo fue detenido ayer bajo sospecha de estar implicado en el ataque perpetuado este viernes por otro sujeto contra policías, cerca del palacio de Buckingham, en esta ciudad, informaron fuentes policiales.

Según un comunicado de esa fuerza, el hombre, de 30 años, fue apresado a las 10:15 hora local y se le acusa de ‘estar vinculado a la planificación, preparación o instigación de un acto de terrorismo’.

Las autoridades precisaron además que llevan a cabo una redada en el oeste de Londres, y este arresto se produjo a propósito del aumento de las medidas de seguridad con motivo del inicio del famoso carnaval en el barrio de Notting Hill.

Por otra parte, la misma fuente indicó que se autorizó una prórroga de la detención provisional del atacante de 26 años, protagonista del ataque del viernes por la noche, hasta el próximo 1 de septiembre.

Ese agresor, el cual fue identificado como natural de la localidad de Luton, a 50 km al norte de Londres, tomó ‘un sable de 1,20 metros que estaba en el suelo frente al asiento del pasajero’ de su vehículo, y ‘gritó varias veces ‘Alá Akbar’ (Alá es grande)’, cuando atacó a los tres agentes no armados, apuntó la declaración policial.

El hombre fue neutralizado con gas lacrimógeno, al tiempo que los oficiales resultaron levemente heridos, dos de los cuales necesitaron ser atendidos en el hospital.

En las primeras consideraciones brindadas a los medios, las fuerzas antiterroristas que investigan el hecho señalaron que ‘el hombre actuó solo y no buscamos a otros sospechosos en este punto’, sin embargo, la nueva detención cambia esa perspectiva.

Para la seguridad del famoso carnaval en la mencionada barriada al oeste de la capital británica, que tendrá dos días de duración, se movilizaron entre seis mil y siete mil policías.

Varios reportes estiman que cientos de miles de personas acudirán a la considerada mayor manifestación callejera en Europa.