Egipto abrió ayer y por sólo 48 horas el paso fronterizo de Rafah, que une a la península del Sinaí con la bloqueada Franja de Gaza.

De acuerdo con Iyad Al Bozom, portavoz del ministerio del Interior de Hamas (que gobierna en Gaza desde 2007), durante el periodo se permitirá el cruce en ambas direcciones en ocasión de la celebración islámica del Eid Al Adha (Fiesta del Sacrificio), la cual se inicia esta semana.

De momento se desconoce si, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, las autoridades egipcias prolongarán el periodo de libre circulación.

El paso de Rafah fue abierto por ultima vez a mediados de agosto, ocasión en la cual unos dos mil 500 palestinos musulmanes atravesaron durante cuatro días ese cruce fronterizo en dirección a Arabia Saudita para realizar el hajj (peregrinación a la Meca), de acuerdo con el comité de fronteras de Gaza.

Con anterioridad, los primeros días del pasado mes de mayo constituyeron la mas reciente ocasión en que ese paso fronterizo estuvo abierto por las autoridades egipcias.

Desde octubre de 2014 Egipto ha mantenido el paso de Rafah cerrado la mayor parte del tiempo tras ataques de militantes islamistas realizados en el norte de la península del Sinaí.

El Cairo acusó entonces al movimiento palestino Hamas, que gobierna en Gaza, de ayudar a extremistas musulmanes en el Sinaí Norte, imputación que los líderes de Hamas rechazaron.

Durante el 2016 y enero de 2017 las relaciones entre Hamas y el gobierno egipcio registraron mejoras, lo cual se reflejó en una mayor frecuencia de aperturas de frontera.

Según cifras de Naciones Unidas, durante el 2016 el paso de Rafah fue abierto por 44 días, mientras que en el 2015 lo fue por sólo 21

Los 1.8 millones de palestinos residentes en Gaza, que se encuentra bloqueada por mar y tierra por Israel, sufren de carencias de productos básicos, así como por el grave deterioro de las infraestructuras, agravado tras el ataque israelí de agosto de 2014, que provocó la muerte a unos dos mil 100 palestinos, la mayoría civiles.