La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos expresó su preocupación por la decisión de Guatemala de prohibir al jefe de la ONU contra la corrupción del país.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos está preocupado por la decisión del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, de ordenar a Iván Velasquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de abandonar el país, dijo Heather Nauert, portavoz del departamento, en un comunicado.

«Estamos profundamente preocupados por el anuncio del presidente guatemalteco, Morales, de su decisión de prohibir al Comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Ivan Velásquez, y sea expulsado del país», dice el comunicado.

Nauert dijo que la comisión debería ser capaz de trabajar «libre de interferencias por parte del gobierno guatemalteco» y agregó que el Departamento de Estado de EE.UU. estaría monitoreando la situación.

Según informes de los medios de comunicación, el tribunal constitucional de Guatemala más temprano el domingo bloqueó temporalmente la decisión del presidente, sin embargo, Morales pareció mantenerse firme.

Medios informaron a principios de esta semana que el procurador general de Guatemala y la CICIG estaban tratando de investigar a Morales sobre sospechas de irregularidades en la financiación de campañas.