Para los dirigentes y militantes de la formación de izquierda Francia Insumisa, las experiencias en Latinoamérica de gobiernos de izquierda son “una fuente de inspiración”, tanto por sus éxitos como por sus fracasos, y rechazan posturas ambiguas, especialmente en el caso de Venezuela, así lo expresaron durante las jornadas de verano de la formación, un foro de debate y conferencias, que se realizó durante este fin de semana en Marsella.

En el encuentro, la opinión mayoritaria fue no adoptar una postura ambigua. Para muchos, Nicolás Maduro es un presidente progresista que se enfrenta a una oposición radicalizada, a una crisis económica y a la injerencia estadounidense.

El encuentro contó con la participación del ex presidente de Ecuador, Rafael Correa.

“Sin importar qué errores cometan nuestros amigos, nosotros no perdemos de vista que el principal responsable del mal es el imperialismo estadounidense”, expresó Jean-Luc Mélenchon, líder del movimiento político.