Un plazo fatal para que los maestros peruanos en huelga regresen al trabajo feneció ayer, tras una encuesta que asigna al presidente, Pedro Pablo Kuczynski, una aprobación de solo 19 por ciento.

El primer ministro, Fernando Zavala, reconoció que la fuerte caída de la popularidad del mandatario puede ser consecuencia del prolongado paro magisterial, pero advirtió que pese a ello el gobierno no cederá a las exigencias sindicales.

Un comité coordinador de los sindicatos regionales en huelga demanda negociar directamente con la ministra de Educación, Marilú Martens, el descarte del despido para maestros que no aprueben tres evaluaciones de su calidad pedagógica.

‘No podemos negociar las evaluaciones, aunque nos cueste popularidad’, manifestó anoche Zavala, quien, además, descartó una posible mediación, luego que el gobierno amenazó con despedir a los maestros que no normalicen hoy sus labores.

Acusó además al titular del comité coordinador de la huelga, Pedro Castillo, de intransigencia y de pretender ser reconocido como dirigente orgánico nacional.

Zavala discrepó con la percepción de que el conflicto no ha sido bien manejado por el gobierno, pese a que 72 por ciento señaló en el sondeo citado, de la empresa GfK, que el Ejecutivo lo hizo mal o muy mal, y alegó que la huelga es compleja por la diversidad de grupos que la manejan.

El gobierno aceptó otorgar un importante aumento salarial y otras concesiones a los maestros en una negociación realizada en forma indirecta por el veto oficial a dirigentes como Castillo, por no probadas vinculaciones subversivas.

Las mejoras fueron aceptadas solo la dirigencia del Sutep y cuatro sindicatos, entre ellos el de la región surandina de Cusco, que inició la ola de huelgas regionales de maestros el 15 de junio, y retornó al trabajo hace dos semanas.

Zavala señaló el anuncio del sindicato de la sureña región de Arequipa, de retorno a clases desde hoy y dijo confiar en que harán lo mismo la mayoría de los profesores del país.

En el afán de hacer que termine la huelga, el gobierno ha ofrecido transporte aéreo a miles de maestros del interior llegados a Lima, donde han realizado marchas masivas en demanda de atención a sus reclamos.

El dirigente Castillo aseguró que ninguno de los marchistas se ha acogido a la oferta y que la huelga continúa, siendo posible que a ella se agreguen un ayuno masivo y movilizaciones de padres del alumnado.

Consideró que un despido masivo de huelguistas sería un error que agravaría el problema.

Etiquetas: ; ;