El número de muertos por la explosión, ocurrida ayer, de un carro bomba en una concurrida zona en el este de Bagdad ascendió a 12, en un incidente que además dejó 24 heridos, según una fuente del Ministerio del Interior.

El incidente tuvo lugar antes del mediodía, cuando un vehículo cargado de explosivos fue detonado cerca de la oficina de electricidad en el mercado de Jamila, en el distrito de ciudad de Sadr de Bagdad, poblado en su mayoría por chiitas, dijo una fuente a Xinhua en condición de anonimato.

El ataque se produjo en torno a las 10:30 am (hora local) en uno de los centros comerciales más grandes de la capital iraquí, precisaron las fuentes. Las víctimas fueron trasladadas a dos hospitales de Ciudad Sadr.

Fuentes médicas confirmaron a los medios de comunicación el balance de afectados y afirman que entre las víctimas figuran miembros de los servicios de seguridad.

El ataque también causó destrozos cuantiosos, según información publicada por agencias.

Muchas tiendas cercanas al lugar del suceso quedaron destrozadas y varios autos de civiles resultaron dañados por la explosión, que produjo una columna de humo gris, afirmó la fuente.

Un pequeño mercado itinerante instalado delante del lugar de la explosión quedó reducido a escombros, según constataron corresponsales en el país árabe.

Pese a que el atentado no ha sido reivindicado por ninguna organización, la manera de proceder concuerda con la del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Según cifras de la Misión de Asistencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Irak, publicadas por Xinhua, los actos terroristas, la violencia y los conflictos armados acabaron, solamente en julio, con la vida de 239 civiles, e hirieron a otros 2.737.

Etiquetas: ; ;