Los combatientes del YPG están atacando a los terroristas del Estado Islámico por los barrios de la ciudad de Raqqa. Ahora grupos arabe-kurdos controlan cerca del 60 % del territorio de la ciudad.

Se están dando combates en las calles de los barrios de Ale-barid, Hattin, Nahda y Diriya situados en la parte occidental de la ciudad. También las fuerzas YPG aprietan el cerco alrededor de la ciudadela antigua donde retienen las posiciones el Estado Islámico en Raqqa – cerca de 1,7 mil terroristas.

Se nota que cada barrio está bien reforzado, además existen una serie de túneles subterráneos permitiendo a los terroristas escapar.

Los terroristas también han realizado una serie de ataques empleando coches minados con suicidas en su interior.