Los yemeníes protestan al lado de un edificio destruido por un ataque aéreo de Arabia Saudí en Saná (capital), 26 de agosto de 2017.

La ONG Human Rights Watch (HRW) insta a realizar una pesquisa sobre las ‘graves violaciones’ y ‘crímenes de guerra’ cometidos en Yemen desde marzo de 2015.

“Arabia Saudí ha lanzado numerosos ataques aéreos ilegales, algunos de los cuales podrían ser considerados crímenes de guerra, ya que han matado a miles de civiles y han destruido escuelas, hospitales, mercados y hogares”, ha condenado hoy martes la organización pro derechos humanos HRW, al reprochar el uso de al menos “siete tipos de armas de munición en racimo” por Riad.

La guerra iniciada en 2015, prosigue HRW, ha causado en Yemen la mayor crisis humanitaria del mundo con al menos siete millones de personas al borde de la hambruna, cientos de miles sufriendo cólera y al menos 5110 civiles muertos (otras cifras indican un número mucho mayor).

Incluso, si no se mejora la situación podría ocasionar en el futuro más epidemias en el país más pobre de Medio Oriento, según ha alertado el mencionado organismo citando al presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) quien visitó Yemen en julio pasado. Eso, mientras Riad ha iniciado una nueva ola de bombardeos en los recientes días.

Por todo eso, la organización HRW ha instado en su carta dirigida a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) a “apoyar el lanzamiento de una investigación internacional independiente de las violaciones y los abusos del derecho internacional de derechos humanos y el derecho internacional humanitario en Yemen”.

Además, ha sostenido que la crisis en el país árabe se debe a que ninguna de las partes involucradas respeta las leyes de la guerra.

De esa manera, HRW insiste en que el CDHNU cumpla su responsabilidad y aborde la crisis de Yemen durante su 36ª sesión ya que las “víctimas de abusos en Yemen no pueden esperar más”, aunque lamenta también la ineficacia de las presiones anteriores al respecto.

“Los países miembros del Consejo se han doblegado dos veces a la presión de la coalición dirigida por Arabia Saudí y no han adoptado una posición de principio frente a reiterados crímenes de guerra y la peor crisis humanitaria del mundo”, dijo John Fisher, director de Ginebra de HRW, al urgir que “los gobiernos no deberían ceder a la presión política, sino responder de una manera que ayude mejor al pueblo yemení”.

Etiquetas: ; ;