La República Popular Democrática de Corea (RPDC) calificó ayer de absurdas las condiciones que Corea del Sur impone para llevar adelante el diálogo bilateral, relacionadas con el fin del desarrollo de las capacidades defensivas de este país.

Recientemente, el presidente surcoreano Moon Jae-in dijo que el ‘cese de las adicionales provocaciones nucleares y coheteriles del Norte (de Corea)’ es la ‘condición de conversación’, señaló en un comentario al respecto el diario Rodong Sinmun.

El rotativo insistió en que tales declaraciones son idénticas a las presentadas por Estados Unidos en sus negociaciones con la RPDC, lo cual demuestra una vez más la actitud servil y mezquina de Seúl, nada consecuente con la idea de solucionar internamente los diferendos.

Y agregó: ‘El problema nuclear no puede resolverse mientras perdure la política hostil anti-RPDC y el chantaje nuclear de Washington’.

Para Pyongyang, ‘el disuasivo nuclear no es un objeto de regateo para cualquier diálogo o negociaciones y, en particular, no hay necesidad de discutir ese problema con los títeres surcoreanos’.

En tanto siga igual la posición fundamental de las autoridades surcoreanas con respecto a las relaciones Norte-Sur, serán inválidas las conversaciones bilaterales, concluyó Corea Democrática.

Etiquetas: ; ; ;