Pakistán suspendió sus contactos con Estados Unidos en señal de protesta contra las recientes declaraciones del presidente Donald Trump sobre el supuesto respaldo de Islamabad a grupos radicales, revelaron hoy fuentes oficiales.

El anuncio fue realizado por el canciller Khawaja Mohammad Asif ante el Senado durante una reunión a puerta cerrada, explicó un funcionario al diario Dawn.

Como parte de la nueva estrategia, fue aplazada la visita a esta capital de la secretaria de Estado norteamericana para Asia Meridional y Central, Alice Wells.

El propio ministro de Relaciones Exteriores pakistaní suspendió su viaje a Washington, que debió realizarse la pasada semana, agregó.

Este martes el primer ministro pakistaní, Shahid Khaqan Abbasi, criticó las declaraciones de Trump y afirmó que la nueva estrategia militar del Pentágono en Afganistán está destinada al fracaso.

‘Desde el primer día hemos estado diciendo muy claramente que la estrategia militar allí no ha funcionado y no funcionará’, destacó en una entrevista.

Al anunciar este mes su nuevo plan militar para Afganistán, Trump lanzó duros ataques contra Pakistán al acusar a su gobierno de respaldar a grupo radicales islámicos entre ellos la Red Haqqani.

Las declaraciones del mandatario levantaron una ola de condena en todo el espectro político pakistaní.

Uno de los más críticos fue el líder del opositor partido Pakistán Tehreek-e-Insaf, Imran Khan, quien estimó que solo el diálogo puede resolver el conflicto en ese país.

La ‘política declarada de matar al enemigo debe ser cambiada’, es necesario impulsar las conversaciones de paz, afirmó Khan en una entrevista con la televisora norteamericana CNN.

Nuestra nación ‘es el mayor daño colateral de la aventura afgana’, aseguró.

Después de todo el sufrimiento ‘de repente escuchamos esta extraña declaración de que Pakistán es responsable. Pakistán se ha convertido en un chivo expiatorio para Estados Unidos’, denunció.