Porqué tanta histeria de la OTAN acerca de las maniobras ruso-bielorrusas

Fecha de publicación: 29 08 2017, 11:02


Tras la reciente visita del Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a Varsovia, el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Polonia, Paweł Soloch, declaró que «es una señal política para Moscú en el contexto de los próximos ejercicios ruso-bielorrusos Zapad-17». 

No obstante, existen ciertas diferencias en la evaluación de este tipo de visitas por parte de la OTAN, es decir, desde el punto de vista de la política estadounidense, y por parte de los ‘halcones’ militares polacos, opina para Sputnik Konrad Rekas, periodista polaco independiente.

«Los ‘halcones’ polacos y lituanos comenzarían con ganas una guerra real, llevarían entusiasmados la situación internacional a un umbral peligroso. Mientras tanto, en el comportamiento de Occidente se nota más un juego cínico que tiene como objetivo vender la inútil maquinaria bélica de sus almacenes», señala el analista.

Según Rekas, en Varsovia, Vilna o Bucarest siempre habrá alguien que compre esta maquinaria, gaste el dinero del presupuesto y frene así las reformas económicas.

«Como resultado, por un lado, tenemos a unos locos y por el otro a unos actores cínicos«, observa.

El experto señala que Stoltenberg se adaptó rápidamente a las nuevas autoridades estadounidenses, aunque antes se guiaba por las instrucciones de Hillary Clinton, interesada en el crecimiento de la amenaza militar e incluso en una guerra real.

«El nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, no necesita una guerra real, al menos en Europa. Trump está más interesado en la presión sobre los miembros de la OTAN para que paguen por la defensa. Por lo tanto, Stoltenberg llega a Varsovia para alabar a los polacos por el gasto en defensa del 2% del PIB, por la compra de maquinaria bélica innecesaria por parte de Polonia», analiza Rekas.

Según el experto, las maniobras Anaconda 2016 en Polonia fueron dos veces mayores que los Zapad 2017 en Bielorrusia. Rekas recuerda que el año pasado los medios británicos escribieron que fueron los mayores desplazamientos de las tropas de la OTAN en Polonia desde 1941, cuando la Wehrmacht atacó a la URSS.

El analista sugiere preguntarles a los representantes de Polonia o de la OTAN, que repentinamente comenzaron a hablar de la preocupación por el acercamiento de un gran número de militares a las fronteras de la OTAN, quién había movido las fronteras de la Alianza. Tal vez la raíz del problema radica en el hecho de que a pesar de los acuerdos internacionales aceptados por la Alianza en los años 90, la OTAN amplió sus límites.

El analista subraya que la OTAN no es una organización defensiva, puesto que todavía no ha defendido a nadie.

Comentario: Dio en el clavo, y este es un aspecto primordial para entender el objetivo real de la OTAN, Esta organización nunca ha tenido la intención de defender, sino ser la maquinaria de Occidente para impulsar objetivos injerencistas en países no alineados.
«Esta Alianza es agresiva, se basa en la doctrina militar agresiva y se dedica a bombardear a los estados ‘culpables’ solo Dios sabrá de qué. Si hay una fuente de amenaza, está en la OTAN«, declara.
Rekas señala también que Bielorrusia está bajo una enorme presión por parte de Occidente y Polonia, en particular, dirigida a organizar una revolución y derrocar al presidente Lukashenko, apoyado por el pueblo.
«Por lo tanto, está bien que el Ejército bielorruso se entrene un poco. Quizás esto enfríe las ‘cabezas calientes’ de Vilna, Varsovia y Washington», concluye.
Comentario: Polonia y Rumania se han convertido en puntos de presión importantes en contra de Rusia y la OTAN continúa aprovechándolos al máximo. Cabe mencionar que todo este teatro bélico ha sido puesto en escena para intimidar a Rusia, separarla cada vez más de la UE e impactar su economía. Paradójicamente, todas estas estrategias han fomentado el crecimiento diversificado de Rusia y nuevas propuestas regionales para instaurar una nueva Ruta de la Seda que impactaría negativamente a países occidentales que no se abran a la cooperación.

Etiquetas: ; ; ;