Tropas gubernamentales sirias repelieron en el sur de la provincia de Raqqa un fuerte ataque de terroristas del Estado Islámico (EI) o Daesh, que intentaban impedir el avance de las fuerzas regulares en dirección a Deir Ezzor, informaron hoy fuentes militares.

Esas fuentes comunicaron a Prensa Latina que en el violento choque, el cual se prolongó durante 12 horas, murieron 27 soldados sirios, entre ellos el Comandante de operaciones de la Fuerza Élite Tigre en la zona, un coronel conocido como Razi.

Según la declaración, que no precisó la cifra de muertos y heridos en las filas de los terroristas, esos elementos emplearon ocho blindados-bomba conducidos por suicidas, de los cuales seis fueron destruidos antes de llegar a sus blancos.

Otros dos coches bomba -detalló- explotaron en posiciones de la quinta legión del Ejército.

Agregó que la ofensiva del EI contra las tropas sirias fue antecedida por un ataque aéreo de un avión no identificado, presumiblemente perteneciente a la Coalición Internacional liderada por Estados Unidos.

Hace una semana el Daesh lanzó una ofensiva similar al sur de Raqqa, en la que perecieron 300 soldados sirios, en tanto resultaron eliminados unos 800 extremistas, corroboraron fuentes militares.

Tras liberar de terroristas un bolsón de dos mil kilómetros en el este de la central provincia de Homs, las fuerzas castrenses de este país y milicias aliadas avanzan unidas hacia la norteña ciudad de Deir Ezzor, asediada desde hace tres años por extremistas del Daesh.

Etiquetas: ; ;