Las fuerzas israelíes han irrumpido en la aldea Bil’in, han tomado algunas casas y por consiguiente han lanzado gas lacrimógeno.

Los agresivos ataques a los territorios fronterizos de Jordania por parte de los israelitas continúan.