Según el Ministerio de Defensa de Rusia, las declaraciones sobre la muerte del militar ruso en Siria no corresponden a la realidad.

Los informes de los medios sobre la muerte de un militar ruso en Siria no son ciertos, dijo el pasado lunes el Ministerio de Defensa de Rusia en un comunicado.

A principios de ese día, los medios de comunicación informaron que un militar ruso de 31 años de edad, muerto en Siria, fue enterrado en la ciudad rusa de Orenburgo.

Según informes, el militar murió el 11 de agosto, cuando una bomba en la carretera golpeó un vehículo de un convoy militar. La emisora de la BBC informó sobre otras dos víctimas de la explosión.

«La información sobre un presunto soldado ruso asesinado en Siria el 11 de agosto difundido por algunos medios de comunicación no es cierto. El contingente militar ruso en la República Árabe Siria no sufrió pérdidas en este período de tiempo», dice el comunicado.