Después del bombardeo a las barriadas de la ciudad Afrin al norte de Aleppo por parte del ejército turco se han podido contabilizar diez civiles heridos, informó el político kurdo de Afrin Rezan Hedu al canal de televisión local.

Los kurdos del YPG han declarado la conclusión del acuerdo con la Federación Rusa sobre la presencia de observadores militares rusos en la ciudad de Afrin. El representante de los kurdos sirios en Afrin ha declarado que el bombardeo de hoy a la ciudad por los turcos no es el primero. Las barriadas han sido sometidas a bombardeos de artillería a lo largo de todo el año. Sin embargo hoy el golpe de la artillería fue intenso y largo el cual, según Hedu, es inaceptable debido a la presencia en la ciudad de decenas de miles de refugiados más los habitantes de la zona.

«Los turcos con el bombardeo de hoy quieren estropear las relaciones y los acuerdos entre los rusos y los kurdos. Mientras que los rusos quieren ser el garante de la estabilidad, incluso en el norte de Aleppo, aportando su policía militar», — ha añadido Hedu.