En uno de los polígonos de la República Popular de Lugansk donde se forma la Milicia Popular se han realizado una serie de maniobras para los batallones de tanques.

En ella se entrena desde una posible situación de alarma toda la preparación del personal militar, la colocación estratégica de la maquinaria bélica, los calculos de disparos hasta que se realiza éste.

Cada día en el polígono se realizan maniobras para perfeccionar la capacidad combativa de los soldados frente a un posible ataque ucraniano. Una vez más la Milicia Popular ha respondido de forma positiva ante todas las pruebas que componían las maniobras.