Estados Unidos exigió a Rusia cerrar su consulado general en la ciudad de San Francisco (oeste) y otros dos anexos en Nueva York y Washington con fecha límite el dos de setiembre, informó el Departamento de Estado (cancillería) en comunicado de prensa.

«Siguiendo el espíritu de igualdad invocado por los rusos, requerimos al Gobierno ruso que cierre su consulado en San Francisco, un anexo de la cancillería en Washington y otro anexo en Nueva York; estos cierres se deberán cumplir antes del 2 de septiembre», dice el comunicado.

Asimismo, el comunicado destaca que EEUU redujo el personal en su embajada en Rusia a 455 personas, como exigió Moscú en julio en respuesta a la expulsión de 36 diplomáticos rusos y a las sanciones aprobadas por el Congreso legislativo contra el Gobierno de Vladímir Putin.

«EEUU ha implementado plenamente la decisión del Gobierno de la Federación de Rusia de reducir el tamaño de nuestra misión diplomática», señaló la cartera en un comunicado.

Estados Unidos implementaría cualquier tipo de acciones que crea necesaria o requerida si la diferencia diplomática que enfrenta con Rusia continua.

«Estados Unidos está preparado a tomar medidas futuras según sea necesario y justificado», dice el comunicado.

El Gobierno de EEUU espera que no haya más medidas de represalia de ambas partes en su disputa diplomática con Rusia, sostuvo el Departamento de Estado estadounidense.

«EEUU espera que, habiendo avanzado hacia el deseo de la Federación de Rusia de paridad, podamos evitar nuevas acciones de represalia de ambas partes y avanzar hacia la meta fijada por nuestros presidentes: mejorar las relaciones bilaterales e incrementar la cooperación en áreas de interés común», señala el texto.

Por su parte, el cónsul general ruso en San Francisco, Serguéi Petrov, afirmó a Sputnik que la decisión de EEUU de cerrar el consulado general de Rusia en esa ciudad estadounidense perjudicará a los ciudadanos de ambos países.

«La decisión es sumamente lamentable, afectará los intereses tanto de los ciudadanos rusos que residen en la región por la cual es responsable el consulado, como de los ciudadanos estadounidenses que se dirigen con frecuencia a nuestro consulado», dijo el diplomático.

Sin embargo, el consulado general ruso en Nueva York aún no fue avisado oficialmente del cierre de una instalación suya anunciado este jueves por el Departamento de Estado de EEUU, informó a Sputnik un representante del ente.

«No recibimos ninguna información oficial», dijo la fuente.

Las relaciones entre Moscú y EEUU empezaron a empeorar en 2014 por la crisis en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia, y sufrieron el ulterior deterioro por las discrepancias respecto a la crisis siria y las acusaciones de supuesta injerencia rusa en la campaña electoral en Estados Unidos.

Esta tensión derivó en que a finales del año pasado el Departamento de Estado declaró personas no gratas a 35 diplomáticos rusos y ordenó el cierre de dos inmuebles en Maryland y Nueva York que los diplomáticos rusos supuestamente utilizaban para espionaje.

A finales de julio pasado, el Ministerio de Exteriores ruso exigió al Gobierno estadounidense recortar a 455 personas la plantilla de sus legaciones diplomáticas y consulares en el país para el próximo 1 de septiembre, decisión que implica el despido de 755 personas.

La Embajada de EEUU en Rusia suspendió el 23 de agosto la formalización de visados de no inmigrantes.

El proceso se reanudará a partir del 1 de septiembre, pero solo en la Embajada en Moscú, mientras que los consulados estadounidenses en otras ciudades de Rusia se mantendrán suspendidos de manera indefinida.