Activistas marcharán en muchos países europeos contra la destrucción de los monumentos soviéticos en Polonia. Todas las protestas se coordinarán y todas tendrán lugar el 2 de septiembre de 2017 frente a los consulados y embajadas de Polonia.

Las protestas son organizadas por el Batallón Humanitario de Donbass en Irlanda y Reino Unido y el Partido Comunista de Irlanda en coordinación con Antiimperialistische Aktion, ZPR «Grunwald» y el Partido Comunista de Polonia en Polonia, la iniciativa del 9 de mayo en Atenas, el Club Molotov en Moscú y los compatriotas rusos de Europa en Estonia.

Según los organizadores de la acción, es obligación de todas las naciones de Europa retener fielmente los recuerdos de los acontecimientos importantes del siglo pasado. Esta campaña de destrucción de los monumentos del Ejército Rojo es un intento de borrar el recuerdo de la liberación de Polonia de las fuerzas alemanas por el Ejército Rojo y es por lo tanto una parte crucial de la campaña para incitar el odio entre estas naciones. No se puede permitir que los provocadores de guerra estadounidenses inciten a otra guerra, que inicialmente se libraría en territorio polaco, pero que se extendería a Europa central y posiblemente también a Europa occidental.

Los activistas sociales han establecido el objetivo final de detener la demolición de los monumentos soviéticos en Polonia y harán todo lo posible para informar al público internacional con el fin de hacer de esta causa un asunto de las Naciones Unidas.

Recordemos que este año, el 22 de junio, el Parlamento polaco aprobó una ley que ordena la demolición de monumentos y monumentos soviéticos en suelo polaco. Esta agenda ha unido un paisaje político por lo demás ferozmente polarizado.

Vale la pena señalar que algunas administraciones locales a pesar de las amenazas y la presión administrativa del estado se han negado a participar en la demolición.