La portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) en Yemen, Meritxell Relaño, anunció que 1721 niños yemeníes han muerto y 3000 otros han resultado heridos desde el inicio de ataques saudíes contra Yemen.

Sólo en los últimos dos meses, 38 niños yemeníes han muerto durante estas agresiones, declaró Relaño y aseveró que poner fin a estos enfrentamientos y ataques es la única vía para salvar a los niños que se encuentran en las zonas del conflicto. Además instó a todas las partes a encontrar una solución política a través del diálogo para poner fin a las agresiones y violencias en el pequeño país del Golfo Pérsico.

En otras partes de sus declaraciones se refirió a la epidemia de Cólera en Yemen y aseveró que más de medio millón de personas sufren esta enfermedad en este país.

Finalmente instó a todas las partes a cumplir con las leyes internacionales y evitar ataques contra las mezquitas y hospitales. Amnistía Internacional (AI) asimismo ha denunciado a Arabia Saudí por una amplia violación de derechos humanos en sus ataques contra Yemen.