Las Fuerzas Armadas de EEUU han hecho caso omiso a los testimonios sobre el creciente número de víctimas mortales entre la población civil en la ciudad siria de Raqa, como resultado de bombardeos de la coalición internacional contra las posiciones del grupo terrorista Daesh según señala la revista “Foreign Policy”.

Según el material, el comandante de la coalición, teniente general Stephen Townsend, ha puesto en duda “el daño que sus fuerzas están causando a las personas inocentes” en Raqa. Mientras, AirWars, una ONG que monitorea la información sobre los bombardeos en Siria, Irak y Libia, ha estimado que cerca de 1 mil 700 civiles habrían muerto en los ataques de la coalición en Raqa desde el pasado mes de marzo, reseñó RT en su portal web.

La ONG, señala que “se reporta con credibilidad” que al menos 860 personas, de ellos 150 niños, han sido matados desde que empezasen el pasado 6 de junio las operaciones oficiales de la coalición en la ciudad siria.

La revista destaca que a pesar de estos datos y la evidencia de los cuerpos de la ONU y varias ONGs que los “corroboran”, Townsend ha calificado la información sobre las muertes civiles a gran escala de “hiperbólicas”. Según el material, en una de las ocasiones el teniente general se había referido a las alegaciones como “no verídicas”, antes de que la coalición completase su investigación.

La semana pasada la ONU pidió a la coalición internacional liderada por Estados Unidos hacer una pausa en los bombardeos de Raqa, para permitir la salida de los civiles atrapados en los barrios controlados por el EI, donde la situación humanitaria empeora día a día.

El asesor humanitario del enviado de la Naciones Unidas para Siria, Jan Egeland, aseguró que unos 20.000 civiles o más están atrapados en cinco barrios de Raqa, cuyas “necesidades superan todo lo imaginable” y ahora sufren intenso un fuego de artillería y ataques aéreos por parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), una milicia liderada por kurdos, y la coalición internacional.

Etiquetas: ; ;