Para el 1 de septiembre de 2017, la Embajada de Estados Unidos en Rusia eliminará 755 puestos de trabajo.

Al menos 600 de las personas que se tienen que ir fueron contratadas en Rusia, mientras que solo unos 100 eran estadounidenses. El mayor impacto será en la cooperación cultural, informa el medio ruso RBC.

En el Consulado de EEUU en Ekaterimburgo, casi el 60% de los empleados contratados en Rusia serán despedidos. También habrá despidos en los consulados de San Petersburgo y Vladivostok.

Los ciudadanos rusos despedidos recibirán una compensación monetaria «muy generosa» de acuerdo con el Código Laboral de Rusia, sostiene una fuente de RBC. Los empleados que han trabajado en la Embajada por más de 15 años podrán solicitar el permiso de residencia en Estados Unidos.

De acuerdo con las declaraciones del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y del Ministerio de Exteriores del país eslavo, en la misión diplomática de EEUU en Rusia trabajan 1.210 personas.

La reducción del personal perjudicará los proyectos culturales implementados por la Embajada de EEUU. El departamento de cultura ha sido el que más recortes ha sufrido.

Más del 66% del personal de esta sección ha perdido sus puestos de trabajo, por lo que según el medio ruso, esto significa su disolución.

A finales de julio, Moscú había pedido a EEUU reducir al personal de sus misiones diplomáticas en Rusia respondiendo de este modo a la retirada por parte de Estados Unidos de las propiedades diplomáticas de Rusia en su territorio y a la expulsión de 35 diplomáticos rusos de EEUU. Según declaró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, esto fue solo una propuesta rusa, que EEUU aceptó.

Etiquetas: ;