Los esfuerzos sauditas por dividir las filas de las fuerzas yemenitas acaban de fracasar luego que los principales partidos de esa nación árabe lograran un entendimiento.

El jefe del Alto Consejo Político (gobierno), Saleh Sammad, reunió a los representantes del movimiento yemenita Ansar Allah y a los del Congreso General Popular para eliminar las divergencias y reforzar la unidad frente a la coalición saudita-norteamericana, que lleva a cabo una guerra contra ese país desde marzo de 2015.

El portavoz de Ansar Allah, Mohammad Abdel Salam, celebró acuerdo referido al arreglo de las diferencias entre su movimiento y el Congreso General Popular. Ambos partidos abrieron negociaciones para dirimir cualquier diferencia y anunciaron un acuerdo general.

«El acuerdo prevé una coordinación de los esfuerzos frente al enemigo, la unificación del frente interno y la prevención de la discordia», dijo Mohammed Abdel Salam.

Varios encuentros entre formaciones políticas y la elaboración de nuevas propuestas políticas y mediáticas están igualmente previstas en ese acuerdo, que pone el acento en el fin de las tensiones y el restablecimiento de la seguridad en el país.

Etiquetas: ;