El investigador principal del Consejo Estadounidense de Política Exterior para temas de Rusia, Stephen Blank, urgió a Donald Trump enviar buques de guerra al mar Negro para manifestarse en contra de la construcción del puente de Crimea.

En su artículo publicado en el sitio web del Atlantic Council, Stephen Blank estima que el reciente cierre temporal del estrecho de Kerch, para culminar la construcción del puente que debe unir la península con el resto de Rusia, es «un golpe contra la sociedad ucraniana, su política y economía».

«Washington debería enviar buques de guerra de la Marina de EEUU al mar de Azov, a través del estrecho de Kerch, para demostrar nuestro compromiso con la soberanía e integridad de Ucrania y la libertad de navegación en los mares».

El investigador indica que tal comportamiento ha sido «la piedra angular de la política exterior de EEUU» y que «la OTAN debería hacer lo mismo». Blank anunció además que «Putin no puede desacreditar a EEUU sin pagar un alto precio».

Según el investigador, otra forma de infligir daño a Rusia sería entregar a Ucrania las armas que el Estado européo ha estado pedido.

«Mientras más la guerra se acerque al hogar de Putin, más pronto llegará el momento en el que le será difícil mantenerse», estimó Blank.

El estrecho de Kerch tuvo que ser cerrado temporalmente por razones de seguridad, mientras se ubicaban los enormes arcos que unen la parte este y oeste de la construcción. No obstante, al día de hoy el estrecho está totalmente abierto para el paso de buques.