Un tunel empleado por los terroristas donde se encontraban grandes cantidades de explosivos ha sido encontrado en Raqqa por las Fuerzas Demócraticas Sirias. El túnel se encuentra a 20 metros bajo tierra.

Los combatientes de la coalición arabe-kurda, las FDS, las cuales juegan el papel principal en la alianza con los EEUU, han descubierto en los barrios liberados de Raqqa túneles cavados por los terroristas del Estado Islámico.

Estas comunicaciones subterraneas vinculaban los puntos de apoyo de los terroristas en la ciudad con los arsenales y los petrechos. Los túneles también se usaban en calidad de refugios antiaéreos.