La aviación rusa no para de asestar golpe sobre las columnas del Estado Islámico en Deyr-ez-Zor.

Como resultado de los ataques aereos con Su-35 cerca de las localidades de Akerbat y Madan-Dzhadid fueron destruidos dos tanques, dos almacenes con petrechos, un convoy de automóviles con armas y combustible, un sistema de cohetería múltiple de producción artesana, un coche armado con ametralladoras de grueso calibre, instalaciones cenitales y lanzaminas.

Además, los aviones Su-34 en apoyo al ejército sirio han abierto fuego contra una parte de la carretera de Deyr-ez-Zor — Rasaf. Durante esta operación consiguió liquidar una gran columna automovilística de los terroristas que consistia en 12 camiones con armas, petrechos y combustible.

Etiquetas: ;