Los activistas de algunas organizaciones patrióticas de Odesa han llegado al callejón Vorontsovsky, donde se lleva a cabo una construcción cerca de una famosa casa.

Han destruido el cercado, han penetrado al solar y han comenzado a derrumbar los muros levantados. Los policías y la Guardia Nacional han acordonado la construcción, sin embargo los activistas consiguieron penentrar por el cercado que fue destruido con mazas para luego derrumbar la construcción.

A la muchedumbre se le ha lanzado gas lacrimógeno, aún así los activistas han declarado que actuarán así en toda la ciudad contra las construcciones ilegales. También recogen y recogerán más firmas por las calles para cesar tales construcciones.

«No comprendemos, porqué la alcaldía odia a Odesa, y porqué permiten permiten estas construcciones ilegales. Por desgracia, estamos obligados a actuar con estos métodos y mostrar a la autoridad de la ciudad nuestra oposición», — ha declarado a los periodistas un habitante del lugar Sergei Kashutsky.