Una delegación diplomática saudita viajará a Irán con el objetivo de evaluar los daños causados en misiones diplomáticas del reino en las ciudades iraníes de Teherán, la capital, y Mashad, se informó hoy.

El reporte afirma que la misión llegará a Irán después de los días feriados del Eid al-Adha.

En enero de 2016, Arabia Saudita rompió relaciones con Irán en protesta por los ataques que ciudadanos del país persa ejecutaron contra las misiones diplomáticas sauditas en Teherán y Mashad.

La indignación de los persas sobrevino tras la ejecución por Riad de un clérigo chiíta, Nimr Baqer, quien gozaba de mucha popularidad entre los iraníes.

El equipo de evaluación de Arabia Saudita tenía previsto viajar a Teherán hace dos meses, pero lo aplazaron ante las diferencias entre ambas partes respecto al programa de los visitantes.

Los sauditas pretendían reunirse con jueces y funcionarios encargados del seguimiento de los atentados, pero la cancillería iraní argumentó que no pudo organizar esas reuniones.

Según fuentes diplomáticas, la tensión entre los dos países comenzó a aflojar durante los preparativos para el Hajj, la peregrinación anual hacia sitios sagrados del Islam.

Funcionarios de los dos Estados se reunieron para examinar la peregrinación de los ciudadanos persas y los responsables iraníes elogiaron la posición altamente positiva de los sauditas.

Etiquetas: ; ;