El comandante del Ejército Nacional de Libia, Khalifa Haftar, emitió un decreto que prohíbe que siga laborando cualquier funcionario del Gobierno de Reconciliación Nacional en las áreas bajo su control, aunque esto requiera del uso de la fuerza.

Haftar explicó en su resolución, que recientemente se han notado designaciones de parte de algunos ministros y funcionarios del Gobierno de Reconciliación en las regiones que se encuentran bajo el control del comando general del Ejército libio.

Asimismo, aclaró que cuando se trata de interferir en la seguridad nacional de las zonas bajo el control de las fuerzas armadas, esto se considera infiltración y un intento para confundir la escena.