El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó ayer con interrumpir el comercio entre su país y cualquier otra nación que haga negocios con la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Estados Unidos está considerando, además de otras opciones, detener todo comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte, escribió el mandatario en su cuenta personal de la red social Twitter.

También anunció que se reunirá en la Casa Blanca con los generales John Kelly, jefe de Gabinete, y James Mattis, secretario de Defensa, y otros líderes militares para discutir sobre el país asiático.

Antes, en la misma plataforma de microblogging, Trump calificó de muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos las palabras y acciones de la RPDC, que insiste en defenderse de Washington y sus aliados.

Pyongyang confirmó este domingo el ensayo exitoso de una bomba de hidrógeno, diseñada para ser colocada en la carga de un misil balístico intercontinental.

Según un comunicado de las autoridades norcoreanas, la prueba se realizó para confirmar la precisión y el diseño estructural interno introducido recientemente en la fabricación de dicho dispositivo.

Desde 2006, la RPDC, que debe responder a la hostilidad y amenazas que representan los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y la República de Corea en la península coreana, ha desarrollo seis ensayos nucleares, incluidas la dos detonaciones del año pasado.

Corea del Norte ha realizado una importante prueba nuclear. Sus palabras y acciones siguen siendo muy hostiles y peligrosas para los Estados Unidos, expuso Trump.

Apuntó que esa nación ‘se ha convertido en una gran amenaza y vergüenza para China, que está tratando de ayudar, pero con poco éxito’.

Corea del Sur está encontrando, como les he dicho, que su charla de apaciguamiento con Corea del Norte no funcionará, Âísólo entienden una cosa!, agregó el mandatario, cuya retórica sobre el tema escaló posiciones alarmantes el mes pasado.

Durante varios días con un insistente lenguaje belicista, Trump manifestó a periodistas el 10 de agosto desde su residencia privada en Bedminster, Nueva Jersey, que a la RPDC le podrían ‘pasar cosas como nunca pensaron posibles’.

Par de días antes, declaró a reporteros en el mismo lugar que ‘más le vale a Corea del Norte no hacer más amenazas a Estados Unidos. Se encontrarán con un fuego y una furia nunca vistos en el mundo’.

A juicio de legisladores republicanos y demócratas, y otras figuras de la política, tales comentarios son desfavorables a una solución para el conflicto entre los dos países.

Disímiles veces Pyongyang ha reiterado el carácter autodefensivo de su arsenal nuclear como respuesta a la hostilidad estadounidense y sus sistemáticas maniobras.

Etiquetas: ; ;