El presidente de Rusia, Vladimir Putin y su homólogo de China, Xi Jinping, acordaron ayer domingo manejar apropiadamente la prueba nuclear realizada este domingo por Corea del Norte.

“Los dos líderes acordaron atenerse al objetivo de la desnuclearización en la península coreana y mantener una estrecha comunicación y coordinación para hacer frente a la nueva situación”, informó Xinhua.

Los países integrantes los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se encuentran en la ciudad china de Xiamen con el objetivo de evaluar los logros y retos claves de la agrupación, pero la repentina prueba nuclear norcoreana se ha colocado entre los temas centrales y urgentes de la cumbre.

China expresó una categórica protesta sobre el ensayo, en el que fue detonada una bomba de hidrógeno en el norte de Corea del Norte.

La Cancillería rusa comunicó su profunda preocupación por las acciones norcoreanas, las que considera “crean una seria amenaza para la paz y la seguridad en la península”.

El jefe de Estado ruso reconoció que la situación actual en la península coreana “se ha exacerbado y se está balanceando al borde de un conflicto de gran envergadura”.

Putin tachó de “erróneo e inviable el cálculo de que los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte pueden ser detenidos exclusivamente a través de la presión sobre Pyonyang”.

Beijing es el anfitrión de la cumbre del BRICS, en donde Moscú promoverá la propuesta ruso-china de doble congelación en el cese de las pruebas de misiles por parte de Pyonyang a cambio de la suspensión de los ejercicios militares cerca de sus frontera para liberar la tensión en la península coreana.

Etiquetas: ; ; ;