(Archivo)
Una familia de desplazados devolvió varios objetos del museo de Mosul, Iraq, que fueron robados por integrantes del Estado Islámico, informó hoy el jefe del departamento de Monumentos en la provincia de Nínive, Mossab Jassim.

Cuando la familia regresó a su casa encontró ocho objetos del museo que entregaron a la Policía Federal, indicó Jassim.

Las reliquias tienen un inmenso valor porque pertenecen a las culturas acadia, asiria, babilónica, persa y romana, muchas de ellas con dos mil años o más de antigüedad. El conjunto de objetos, considerados blasfemos por los terroristas del Daesh o Estado Islámico, cayó en manos de los extremistas al ocupar la ciudad en agosto de 2014.

Los recuperados corrieron mejor suerte que otras piezas sustraídas que luego salieron a subasta online.

Mosul estuvo bajo asedio durante más de ocho meses por las tropas iraquíes y de una coalición internacional bajo comando de Estados Unidos.

Al expulsar al Daesh, los militares encontraron el museo, construido en 1952, en un estado lamentable por la extracción de colecciones valiosas y los destrozos causados en su infraestructura.