El Consejo de la Federación (Cámara alta) de Rusia está trabajando en un proyecto de ley que permitiría expulsar a ciudadanos extranjeros por «conducta indeseable», publica el diario Izvestia que cita a fuentes del Parlamento.

Según los interlocutores del periódico, el término «conducta indeseable» se refiere a actividades que perjudican la seguridad nacional.

«El término se aplicará a personas físicas, principalmente extranjeros. La ‘conducta indeseable’ puede acarrear hasta la expulsión de Rusia», explicó una de las fuentes.

Los ciudadanos rusos y empresas nacionales que incurran en la «conducta indeseable» se enfrentarían a sanciones administrativas o penales, agregó.

Según las fuentes de Izvestia, el documento sería sometido a debate en la Duma de Estado (Cámara baja) a principios de 2018 como complemento a la ley sobre organizaciones «indeseables».

Esta norma, promulgada en 2015 por el presidente Vladímir Putin, permite declarar como «indeseables» a organizaciones no gubernamentales extranjeras o sus representantes y vetarlos en Rusia en caso de que supongan una amenaza para la seguridad nacional o el orden constitucional.

Etiquetas: