«No considero que Turquía entre a la UE, nunca lo he hecho», expresó la canciller alemana en plena tensión con el Gobieno turco.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, declaró el domingo que Turquía no debería convertirse en miembro de la Unión Europea (UE), empero se rehusó a cerrar la puerta para Ankara dado que la comunidad debe decidirse en conjunto.

«No considero que Turquía entre a la UE, nunca lo he hecho, pero es diferente para el SPD (Partido Socialdemócrata por su sigla en alemán)», dijo Merkel en un debate televisivo con su principal rival en las elecciones, Martin Schulz, del SPD.

Merkel manifestó que el cese de las conversaciones de adhesión con Turquía solo puede decidirse en conjunto con los Estados de la UE.

«Tal medida debe considerarse», dijo la canciller alemana, quien indicó que al menos 50 por ciento de los turcos esperan ser parte del bloque.

Aún así, aseguró que Berlín tiene la intención de robustecer las medidas económicas en respuesta a recientes detenciones de ciudadanos alemanes en Turquía.