Rusia ha recibido varias solicitudes de países interesados en comprar el sistema móvil de misiles balísticos de corto alcance Iskander, pero no se apresura a venderlo.

Los observadores militares Andréi Frolov y Vladímir Shvariov explican a Svobodnaya Pressa por qué, a pesar del fuerte interés en el arma, Moscú no está preparado para entregársela a cualquiera.

Así el director del Servicio Federal para la Cooperación Técnico-Militar, Dmitri Shugáyev, señaló que Moscú se adhiere a un «cierto filtro» que se debe a las obligaciones internacionales y que conduce a una actitud extremadamente selectiva hacia el suministro internacional de armas de este tipo.

Según informaron las autoridades rusas, los Iskander no se venderían a clientes extranjeros, a pesar del interés de los militares de Arabia Saudí. «Está en la lista de productos prohibidos para la exportación, y no vamos a hacer una excepción para ellos. Es un arma ofensiva seria capaz de llevar una ojiva nuclear», señaló entonces el director de Rostec.

Sin embargo, más tarde el sistema de misiles fue visto por primera vez en Ereván durante los ensayos del desfile en honor del 25 aniversario de la independencia de Armenia.

El investigador del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías, editor jefe de la revista Exportación de armas, Andréi Frolov, recuerda que el interés por los Iskander, Bielorrusia lo ha expresado en repetidas ocasiones, pero luego tuvo acceso a la tecnología de misiles a través de los sistemas bielorruso-chinos de lanzacohetes múltiples Polonez.

Hablando de los potenciales compradores de los complejos rusos, Frolov nombró países como Argelia o Vietnam. Todos los demás, en su opinión, no tienen interés real en la compra.

En cuanto a Arabia Saudí, sus fuerzas estratégicas están armadas con misiles balísticos chinos de alcance medio. Por supuesto, si Riad desea de verdad adquirir armas rusas, EEUU podría intentar impedir la interacción.

El director adjunto del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas Vladímir Shvariov cree que Rusia podrá exportar sus sistemas Iskander solo al tener unos propios más perfeccionados. En cualquier caso, en su opinión, se podrían vender solo a Bielorrusia o Kazajistán lo que no beneficiaría mucho a Rusia, ya que el precio sería bastante bajo.

«Es una arma bastante poderosa no nuclear, por lo que es poco probable que se venda a China o incluso a la India», concluyó el experto.

Etiquetas: ;