En serias dificultades económicas desde la llegada al poder, el Gobierno ucraniano continúa dependiendo de los créditos y concesiones de sus socios occidentales, principalmente los programas de crédito del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, cuyo programa es el más alto jamás entregado a un país no miembro.

Sin embargo, ninguna de esas concesiones llega sin exigencias –principalmente recortes en el sector público, rebajas de pensiones y otras prestaciones sociales o privatización de las últimas empresas públicas que aún quedan a disposición del Estado. Más leal a sus acreedores que a sus ciudadanos, el Gobierno de Kiev ha cumplido, en la mayor parte de las ocasiones sin siquiera rechistar, con las exigencias de “austeridad” de la UE y el FMI.

En esta ocasión, la UE exige al Parlamento ucraniano que derogue la prohibición de exportación de madera, algo que los expertos han advertido que llevaría a un proceso de deforestación y pérdida de un patrimonio importante del país. La UE da por hecho que, como en ocasiones anteriores, Ucrania cumplirá con las condiciones, por muy perjudiciales que estas sean para el país.

***

Ucrania recibirá un nuevo tramo de asistencia financiera de la Unión Europea,  solo si acepta exportar sus bosques.

La delegación europea prevé entregar a Ucrania el próximo tramo, 600 millones de euros, de asistencia macrofinanciera en enero de 2018. Así lo anunció el secretario de Comercio y Economía de la misión de la Unión Europea [en Ucrania], Jocelyn Guitton, en una entrevista concedida a Ukrainsky Novosti.

“Me gustaría insistir en que la coordinación del tiempo es una cuestión puramente técnica. El programa de asistencia macronfinanciera fue adoptado hace varios años y el momento de entrega de cada tramo fue establecido en el momento inicial. Puede haber algún retraso técnico de varias semanas entre la decisión y la entrega pero, si todo va bien, el tramo será entregado a principios del año que viene”, afirmó Guitton.

El representante explicó que la Unión Europea espera que Ucrania implemente todas las condiciones que harían posible recibir dicha asistencia financiera, incluyendo que el Parlamento derogue la prohibición de exportación de madera vigente ahora mismo.

“Aún esperamos que todas las condiciones se cumplan. El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis trató el tema con el presidente de Ucrania y también lo discutieron los presidentes Poroshenko, Juncker (presidente de la Comisión Europea) y Tusk (presidente del Consejo Europeo). Seguimos manteniendo un diálogo prácticamente diario con las autoridades ucranianas, el Gobierno, el Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio y el Parlamento para solucionar estos asuntos. Ya que la cuestión que ha mencionado es, de hecho, uno de los términos a los que se refiere el Memorando de Entendimiento, esperamos una decisión a tiempo”, explicó.

En marzo, la Comisión Europea aprobó la entrega del nuevo tramo de asistencia macrofinanciera de 600 millones de euros. Tras esa entrega, la asistencia macroeconómica total de la Unión Europea a Ucrania desde 2014 ascenderá a 2.810 millones de euros, el mayor volumen de asistencia macroeconómica entregada por la Unión Europea a un país que no es miembro de la UE.

Anteriormente, Strana ya informó de que en otoño llegarán a Ucrania tres representantes del Fondo Monetario Internacional. La misión del FMI llegará a Kiev el 12 de septiembre para analizar la implementación del Memorando de Cooperación entre Ucrania y el Fondo. Ucrania espera el pago de 450 millones de dólares según el programa establecido con el FMI.

Etiquetas: ;