La pequeña obra humorística amarilla y azul ha tenido lugar recientemente en Dniepropetrovsk.

No ha sido difundido bastante pero en la red se pudo encontrar este vídeo. «Los activistas» locales han decidido «reconstruir» el puente destruido de un modo bastante extraño. Bajo los cantos del himno un montón de personas ociosas han tendido la bandera ucraniana de un extremo a otro del puente destruído.

En las redes sociales no se ha hecho esperar el humo: «Nos han mostrado como se construye un puente».