Los ecos del inicio de la campaña mediática para el referendo por la independencia del Kurdistán iraquí resonaban aun hoy, luego de su presentación en la ciudad de Erbil, norte de Iraq.

Políticos, activistas, representantes de otras regiones y dirigentes religiosos, asistieron a esa ceremonia, de acuerdo con reportes llegados a esta capital.

Un jefe de la comunidad yazidí del Consejo Supremo para el referéndum, afirmó que el pueblo kurdo siente satisfacción por la seriedad y determinación con que se aborda la consulta de la independencia.

Esa decisión popular animará a quienes lucharon y triunfaron sobre el terrorismo, agregó.

Omar Karim, oriundo de Mosul, vive hace años en Erbil y aunque ciudadano iraquí explicó que apoyará el referendo, al igual que muchos árabes residentes en esta ciudad.

La Comisión Electoral para el referendo por la independencia del Kurdistán, precisó de la prohibición de utilizar fondos públicos para la campaña; tampoco habrá mítines en instituciones estatales o lugares de culto y no se podrán plantear consignas conducentes a la rivalidad y el conflicto.

Con anterioridad, el director de asuntos internacionales del Parlamento iraní, Hossein Amir-Abdollahian, mostró su oposición a una nación kurda independiente en Iraq, porque consideró que ese desmembramiento podría originar crisis en el Medio Oriente.

La celebración del referendo, acotó, creará otra crisis en la región, vaticinó el parlamentario durante una reunión con el asesor del presidente francés, Emmanuel Macron, Eric Chevalier, de visita hoy en Teherán.

Etiquetas: ; ;