El miércoles, las Fuerzas Tigre del Ejército Árabe Sirio y sus aliados continuaron los esfuerzos dirigidos a expandir un corredor entre la base de la 137ª Brigada y el área controlada por el gobierno al oeste de la ciudad de Deir Ez Zor.

Anoche, el grupo terrorista del «E.I.» hizo una serie de intentos por cortar el corredor y restablecer el sitio en Deir Ez Zor. El grupo terrorista usó al menos un coche bomba que supuestamente causó algunas bajas al Ejército Árabe Sirio, pero no logró superar las líneas de defensa de las fuerzas gubernamentales en el área.

Mientras tanto, el Ejército Árabe Sirio, apoyado por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, avanzó aún más contra las posiciones del «E.I.» en la carretera Sukhna-Deir Ez Zor. El martes, fuentes progubernamentales informaron que el Ejército Árabe Sirio volvió a entrar en el área de Kobajjep después de rechazar algunos contraataques del «E.I.». Sin embargo, el miércoles, el área se enfrentó a otra ola de enfrentamientos feroces y parecía ser disputada de nuevo.

El «Estado Islámico» plantea una dura resistencia a las fuerzas gubernamentales que avanzan en el área de Deir Ez Zor. Sin embargo, las unidades del «E.I.» no han sido capaces de plantear una amenaza real a las líneas de suministro del «Ejército Árabe Sirio» en las provincias de Deir Ez Zor y Homs.

Algunas fuentes locales dicen que esto es un resultado de la falta hombres y equipos militares del grupo terrorista para contraataques en múltiples líneas de frente.