La coalición internacional encabezada por los EEUU durante la operación para liberar Raqqa en marzo de 2017 estaba violando el derecho internacional humanitario.

Sobre esto se habla en el informe realizado por la Comisión Internacional de Investigación Independiente de la ONU acerca de los crímenes y violación de los derechos humanos en Siria.

En el documento es subrayada la preocupación de la comisión debido a que los ataques aéreos llevados a cabo por la coalición fueron asestados sobre civiles.

«Las fuerzas de los EEUU no han aceptado las necesarias medidas para defender a ciudadanos y a la estructura civil como lo fue en el ataque a una mezquita en Al-Dzhinahe, la cual pertenece a Alepo, y allí se violó el derecho internacional humanitario», — se anota en el informe.

Antes en el informe Human Rights Watch se comunicaba que los EEUU, hipotéticamente, realizaron el 16 de marzo un ataque sobre la mezquita Omar Ibn Al-Hattab cerca de la localidad de Al-ginebra. Durante la oración se encontraban allí aproximadamente 300 creyentes. Murieron 38 civiles.

 

Fuente